Razones por las que  un niño necesita una valoración en el desarrollo del lenguaje

nino-habla-y-escucha-p.jpg
 
Bebe-feliz-despues-de-la-ducha.jpg
 
bebe y mama.jpeg
 

La edad específica en que un niño aprende a hablar varía según diferentes aspectos como lo son las particularidades individuales del estado y función de los órganos que intervienen en el habla, su estado emocional, el entorno inmediato, la herencia y las características del lenguaje de las personas que le rodean.

A continuación se presenta una guía según la edad del niño, donde se indican una serie de alertas que pueden ayudar a determinar si se requiere una valoración en el desarrollo del lenguaje. 

 

Desde el nacimiento hasta los 5 meses

·       Ausencia de sonidos vocálicos.

·       Llanto débil.

·       Falta de respuesta ante el sonido y la voz humana.

 De los 6 a 11 meses

·       No comprende el "no".

·       No balbucea, por ejemplo "ba ba ba".

·       No repite sonidos.

·       No hay intento de comunicación con acciones o gestos.

 De los 12 a 18 meses

·       Ausencia de palabras espontáneas (mamá, papá, leche, más).

·       No repite palabras.

  De los 18 meses a los 2 años

·       Vocabulario menor a 30 palabras.

·       No pide alimentos comunes por su nombre.

·       No hace sonidos de animales, por ejemplo "MUUUU"

·       No combina dos palabras para formar una frase, por ejemplo "más leche".

·       No usa el pronombre "mío".

De los 2 a 3 años

·       No comprende los conceptos espaciales "dentro", "en".

·       No construye oraciones de tres palabras.

·       No responde a preguntas simples.

·       No usa el pronombre "yo".

·       No utiliza el plural en las palabras.

De los 3 a los 4 años

·       No agrupa objetos en grupos semánticos.

·       No identifica colores.

·       La mayoría de las personas no entienden lo que dice.

·       No logra describir el uso de un objeto.

·       Aún no usa los verbos que terminan en "ando" como caminando.

·       No repite oraciones.

De los 4 a los 5 años

·       El habla es poco comprensible.

·       No usa verbos en pasado.

·       No describe acciones, como pintar un dibujo.

·       No enumera elementos que pertenecen a una categoría, por ejemplo animales o vehículos.

·      No responde al "por qué".

De los 5  a los 6 años

·       No comprende las secuencias de tiempo (por ejemplo, qué ocurrió primero, segundo o tercero).

·       No logra ejecutar una serie de tres instrucciones.

·       No logra participar en una conversación.

·       Usa oraciones simples.

·       No describe objetos.

·       No logra crear una historia.

 

Si el niño presenta alguna de estas señales, según la edad indicada, o si no ha completado alguna de las habilidades ya requeridas para su edad, se recomienda iniciar una valoración del desarrollo del lenguaje con una terapeuta de lenguaje.

 

Marianela Romero

Terapeuta de Lenguaje

Saint Mary School